Enséñale a tu chica cómo darte el mejor sexo oral que hayas tenido

Recibir una “mamada” de la mujer que amas es como un sueño para la mayoría de los hombres.

Tu pareja puede tener las mejores intenciones cuando se trata de sexo oral, pero puede haber algo que simplemente se está perdiendo. Quizás su técnica no sea tan buena. Tal vez sea tímida. Tal vez no use suficiente variedad. Puede ser intimidante para ella aprender nuevas técnicas de dar una ‘mamada’ al principio, pero una vez que aprenda lo que le estimula, se sentirá como una diosa sexual sabiendo que puede hacer que te vengas en su boca.

El sexo oral en un hombre incluye lamer y chupar el pene, las bolas y el ano. Fellatio es el término para la estimulación oral del pene, mientras que Analingus es el término para el sexo oral en el ano.
Si bien las ‘mamadas’ se consideran bastante emocionantes, “comerse el culo” y la estimulación de la próstata es más una actividad de nicho. A algunos hombres les encanta, mientras que otros podrían aceptarlo o de plano dejarlo de lado.

Ten en cuenta que cada hombre es diferente. Entonces, solo porque lo que ella está haciendo no te eleva al cielo NO SIGNIFICA QUE NO ES BUENA o que no esté entusiasmada con darte una mamada.
Podría significar que está acostumbrada a algo diferente. La clave entonces es lograr que ella también disfrute del acto y no solo que se sienta como un deber.

Preparativos iniciales

La clave del disfrute para la mayoría de los hombres es si a ella le gusta o no. Seamos realistas, hay una razón por la que se le llama “blowjob”; “job” porque implica algo de trabajo y puede lastimarse la mandíbula si lo hace más tiempo del suficiente. Incluso si disfruta practicando sexo oral, no está de más aumentar su entusiasmo. ¿Cómo haces eso? Fácil. Cuando ella esté allí saboreando tus partes masculinas, dile lo caliente y lo exitado que estás. Actúa como su propio porrista personal. Cuanto más emocionado estés, más emocionada estará ella de seguir adelante.

Gruñidos, pero de puro placer

Este no es el momento para que ella se quede callada. Esos sonidos de gorgoteo, viscosos, son indudablemente excitantes.
Dile lo sexy que suena gruñendo y gimiendo de placer. Y no te olvides de gemir con ella para que se sienta más cómoda y desinhibida.

Sigue mirando

El contacto visual es fundamental durante el sexo oral. Hace toda la diferencia entre una sesión de sexo oral regular y una increíble. El contacto visual dice: “¡Tengo confianza!” “¡Estoy tan excitada!” “¡Estoy tan excitada y lista!” Así que dile que te mire. O levanta su barbilla y dile que te encanta cuando te mira.

Enséñale variedad

Simplemente el subir y bajar es tan interesante como comer el mismo plato de mole para la cena todas las noches. Es completamente aburrido. Ella puede mover sus labios. Puede intentar hacer “un garganta profunda”. O rodearte con su lengua. Lamiendo el eje. No se trata solo de saltar de un movimiento a otro como un robot.

Sin embargo, debería estar lista para sacar todo lo que hay en su bolsa de trucos de mamadas. Hay literalmente un millón de formas de hacer una mamada, así que anímala a probar cosas nuevas.

Juego previo

Puede que esté lista para el evento principal, pero eso no significa que tenga que ir directamente sin calentamiento ni juegos previos.

Después de todo, si solo quisieras concentrarte en el acto en sí, podrías jalártela tu solo, al mirar porno por tu cuenta. Pero tienes ahí un compañera deliciosa y dispuesta, por lo que los dos pueden hacer los juegos más prolongados.

Deja que te rasque los muslos y los lama lentamente. Incluso puede empezar a jugar contigo mientras todavía estás en bóxers.

Antes de comenzar, habla sobre lo que le excita. El solo hecho de repasar algunos de los aspectos básicos puede prepararla para una gran noche de sexo.

Juegos de manos son de villanos

Antes de cualquier duda sobre esta frase, es importante destacar que la acepción de “villanos” en este dicho es diferente al que se piensa o utiliza actualmente. En épocas antiguas, cuando se acuñó la frase, se conocía de esta manera a quienes simplemente vivían en una “villa”, o aldea.

Una vez compartido el abreviado cultural… prosigo:

Simplemente chuparte con su boca podría no ser suficiente para hacerte correr.

Cuando te masturbas, obviamente usas tus manos.

Entonces, lo que funcionará mejor es una combinación de boca y manos. Un simple toque a la punta de tu pene o masturbarte mientras su boca está sobre ti, es una forma de decirle que use la mano. Las dos manos pueden ser incluso mejores.

Las manos pueden subir y bajar, pueden girar, pueden cambiar de velocidad, aumentar o disminuir la presión, o apilarse una encima de otra. Por supuesto, sus manos no necesitan quedarse simplemente en tu pene.

Mientras su boca está sobre tu pene, sus manos errantes pueden ir sobre tu estómago, tus bolas, tus muslos, tus nalgas o tu pecho.

Incluso puede usar sus manos para tocarse a sí misma al mismo tiempo, brindándote un espectáculo. ¡Habla de una situación en la que ganar-ganar!

Lubricante o salivazo

¿Sabes lo que apesta (sin juego de palabras)? Una mamada o una paja sin saliva ni lubricante suficiente.
Un pene en una boca recuerda a una vagina húmeda, por lo que es importante asegurarse de que todo esté bien lubricado.

No necesitas lubricante aquí necesariamente, solo un montón de saliva a la antigua.

Ella puede ser reacia a escupir todo tu pene, pero para muchos hombres escupir en su miembro puede ser muy excitante.

Entonces, cuando comiences a secarte, o ella comience a perder el lubricación, pídele que te escupe en la pene.

Si ella realmente quiere usar lubricante, hay muchos disponibles en el mercado que ambos pueden disfrutar.

Diferentes variedades de lubricantes


Lubricante con sabor: con esto, ella puede girar chupando alrededor de tu pene como si fuera un caramelo. De esa manera, puedes divertirte viéndola girar su lengua alrededor de tu miembro. El único inconveniente es que puede volverse demasiado pegajoso. La clave es no dejar que llegue a ningún otro lado. Nada peor que sábanas pegajosas.

Lubricante a base de agua: estos lubricantes son fáciles de limpiar pero se secan fácilmente, por lo que necesitarás mucho para que siga funcionando.

Lubricante de silicona: la humedad de la silicona durará más, pero ingerir demasiado podría enfermar a tu pareja.

Lubricantes de temperatura: estos lubricantes se calientan cuando los coloca sobre tu cuerpo. Es posible que desees probar un poco en un área pequeña con estos primero, ya que algunas personas encuentran estos lubricantes un poco demasiado intensos.

La traviesa lengua

Ahora que toda la semántica está fuera del camino, vayamos al meollo del asunto; cómo enseñarle a tu mujer las mejores técnicas de mamada que te volverán loco.

Paso 1: Abre la boca (obvio)
Al abrir la boca en forma de “O”, puede llevarse lentamente el pene a la boca, lamiendo el frenillo y jugando, moviendo la cabeza alrededor de sus labios y lamiendo el eje.

Su lengua no solo tiene que lamerte con un movimiento hacia arriba y hacia abajo. Ella puede mover su lengua en movimientos circulares, masajeando tu pene con ella y moviendo su lengua también.

Levantando tu pene contra tu estómago, ella también puede lamer la parte inferior.

Desde aquí puede lamer la corona, jugar con el frenillo, mientras juega y toca tu eje. A continuación, puede empezar a imitar las embestidas metiendo y sacando tu pene de su boca.

Paso 2: Usar sus manos
Manteniendo una mano en la base de su eje, ella puede comenzar a moverse hacia arriba y hacia abajo en tu pene mientras la otra mano sube y baja o hace movimientos de torsión.

Yendo un paso más allá, puede usar una mano para masajear el perineo o estimular la próstata (más sobre eso en el siguiente post) mientras se posa sobre ti.

Paso 3: Las bolas!
Las ‘bolas’ o testículos a menudo olvidados también necesitan algo de atención. Ella puede darles amor chupándolos (conocido como “bolsitas de té”), haciéndolos girar en su boca o jugando con la piel en el medio.

Ella también puede jugar con ellos mientras te la está mamando.

Paso 4: Poniéndo todo junto
Entonces ella tiene lo básico; lubricante, lengua, juguetes, testiculos, manos. ¡Todo lo que tiene que hacer ahora es armar eso de una manera que te agrade y puf! Orgasmo.

Lo importante que debes recordar es que cuando se pone en un ritmo constante que está funcionando, depende de ti hacerle saber que está en el camino correcto y que debe seguir adelante.

Algunas últimas adiciones

Incluso si ejecutó todo a la perfección, no querrás que se comporte como un robot todo el tiempo.

El sexo con una pareja que amas mucho es una combinación de deseo físico y conexión emocional.

Para mejorar esto, lo mejor es saborearse el uno al otro yendo lentamente y tomarse el tiempo para jugar y explorarse realmente entre sí es lo que hará de esta una experiencia sexual increíble.

Ahora que ella es excelente en el sexo oral, no olvides corresponder cuando llegue el momento.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *